La idea global vs El estudio de las palabras

LA IDEA GLOBAL vs ESTUDIO DE LAS PALABRAS

por Roberto Hanna.

Hay que tener cuidado, referente a buscar el significado de una palabra en un diccionario o una concordancia. Estudiar las palabras de esa manera puede darnos los posibles significados que tenga una palabra. Pero lo que nos da el significado de una palabra en un texto dado es el contexto en el cual se encuentra. Entonces, lo que es mejor que buscar en un diccionario, es comparar varias versiones en español, para no salir del contexto.

Para poder entender lo global de un texto, tenemos que leerlo, quizás varias veces, y en el idioma que hablamos, no en griego, ni en hebreo, porque ninguno de nosotros habla esos idiomas. El estudio de la etimología de una palabra tiende a desviarnos del texto y del contexto. Pero la lectura del texto y el contexto, nos mete en el texto mismo.

No sugiero que obviemos el idioma original del N.T. (he sido profesor de griego por más de 30 años). Lo que sugiero es que estudiemos la Biblia en un idioma que entendemos, un idioma que nosotros mismos usamos para la comunicación, un idioma en el cual pensamos y sentimos.

Si decimos que debemos comprender lo global y el contexto textual, al estudiar un texto dado, entonces debemos leerlo. La mejor manera de hacerlo es a través de la lectura…, una lectura en nuestro propio idioma.

Creo que existe un concepto equivocado referente a las versiones en español con los cuales contamos hoy en día. La mayoría de las versiones que tenemos ahora, son producto de un equipo de eruditos de diferentes asuntos. P. ej., algunos eran eruditos de los idiomas originales. (Lo sé, porque conozco personalmente a algunos de ellos.) Otro asunto es que cada versión fue hecha con una perspectiva y algunas metas específicas. P. ej., la Biblia Textual tiende a tener una traducción pegada a la estructura del texto original; la Nueva Versión Internacional tiene el propósito de comunicar con un lenguaje contemporáneo; la Dios Habla Hoy usa un lenguaje más dinámico; etc. Para aprovechar esos recursos valiosos, debemos saber usarlos correctamente en nuestro estudio del texto bíblico.

Comments are closed.